Postres y Dulces

Tarta de remolacha

Ya está ahí San Valentín, por todas partes empezaremos  a ver propuestas de regalos para ese día en el que celebramos el amor hacia esa persona tan especial en nuestra vida. Teniendo, como tengo, un canal de cocina, no podía dejar pasar esta fecha sin haceros mi propuesta de regalo para un día tan especial. Pienso que no hay nada mejor que sorprender a tu pareja con algo que has creado con tus propias manos, algo que antes no existía y que has hecho pensando especialmente en ella, sinceramente pienso que no hay nada mejor. A veces las cosas más sencillas son las que más felices nos hacen.

Quería hacer una tarta que fuera roja por dentro y de chocolate por fuera pero luego lo pensé mejor, me dio un arrebato y decidí que quería que fuera casi como un corazón, toda ella de un color rojo intenso, como la sangre que lo hace latir. ❤

Desde el principio tenía claro que debía ser de remolacha ¡me encanta! es muy escandalosa en la cocina, todo lo tiñe pero a pesar de eso me gusta, parece sangre, pero sangre vegetal, no es que sea una sádica ni nada de eso pero, hay cosas con las que me gusta mancharme las manos, también con la tierra, con las pinturas….no se, cosillas mías. A lo que vamos, no lleva ningún colorante artificial, su color es el natural de la remolacha. Siempre prefiero que los ingredientes sean lo más sencillos y naturales posible y, aunque muy a mi pesar he tenido que ceder al azúcar y a la harina refinada en esta receta, creo que tampoco pasa nada porque un día nos pasemos al “lado oscuro”, siempre que tengamos claro que un día es un día. De todos modos le tengo que dar alguna vuelta a la receta y ver si puedo hacerla un pelín más saludable, os mantendré informad@s.

Ésta puede decirse que es una versión de la famosa Red Velvet, no era lo que yo quería hacer pero, buscando cómo mantener el color rojo intenso natural después del horneado, me encontré con varias recetas que no usaban colorantes y que usaban remolacha y  todas eran Red Velvet, parece ser que el truco para que no pierdan ese precioso color rojo es el limón, el vinagre,  el cacao, la nata agria, bicarbonato…que es lo que usaban tradicionalmente para esta receta, así que de entre todas, saqué esta versión veganizada para que también podamos disfrutar de ella los comeflores ;D  La cobertura tampoco lleva colorante artificial y no lleva azúcar para que contrarreste un poco el dulzor del bizcocho, el resultado es una combinación maravillosa!

Y bueno, sin más, aquí os dejo el vídeo con  la receta:

Ingredientes bizcocho:

tartaremolacha1-1

-200 grs. de remolacha cruda

-1 yogur de soja natural

-zumo de un limón

-3 cucharadas de lecitina de soja

-200 grs. de azúcar

-200 grs. de harina

-1 sobre de levadura

– 125 ml. de aceite de sabor suave

-1 cucharada de cacao puro en polvo

-2 cucharadas de vinagre

Ingredientes cobertura:

tartaremolacha21

-fresas frescas o congeladas aproximadamente 140 ml.una vez trituradas

-zumo de mandarina, aproximadamente 60 ml.

-2 grs. agar-agar en polvo

-opcionalmente, podemos añadirle unas gotas de zumo de remolacha para resaltar más el color rojo.

Elaboración bizcocho:

Rallamos en primer lugar la remolacha, luego la trituramos con el zumo de limón y el vinagre y a continuación le añadimos el yogur de soja.

En otro recipiente ponemos el azúcar, el aceite y la lecitina de soja y batimos bien hasta que todo quede perfectamente integrado. Le añadimos a esta mezcla el puré de remolacha y mezclamos bien. Por otro lado juntamos la levadura con la harina y la añadimos a la mezcla anterior, podemos tamizarla para asegurarnos de que no se formen grumos y por  último añadimos el cacao. Veréis qué color más maravilloso queda!!!

Ahora lo llevamos al horno precalentado a 180°C durante unos 40 minutos aproximadamente. Pasado el tiempo lo desmoldamos cuanto antes para que se enfríe lo más rápidamente posible.

Cuando haya enfriado podemos preparar la cobertura.

Elaboración cobertura:

Trituramos las fresas y exprimimos la mandarina, entre ambos deben salir 200ml. de líquido. Si queréis podéis juntarlos para medir mejor las cantidades, y aunque yo en el vídeo lo hago por separado, el resultado es el mismo. Ponemos el zumo de la mandarina en un cazo y ahí disolvemos el agar-agar. Una vez disuelto lo ponemos al fuego y cuando empiece a hervir lo dejamos un minuto a fuego suave removiendo continuamente. Una vez pasado el tiempo, apartamos del fuego y le incorporamos el resto de la mezcla, mezclamos bien y dejamos enfriar removiendo de vez en cuando. En cuanto veamos que adquiere una consistencia como de mermelada, la esparcimos por encima del bizcocho dejando que caiga por los lados, decoramos a nuestro gusto y dejamos que enfríe a temperatura ambiente.

tartaremolacha3-1

No me digáis que no es una preciosidad! me encanta el resultado, y está buena, buena, buenisima!! No es nada pesada, ni dulzona y ya veis que no es complicada de hacer. Sólo tiene un problema y  es que una vez que la probéis vais a querer comérosla de una sentada y eso no puede ser y menos en un día tan señalado ;D

Disfrutad de la tarta en buena compañía y sed muy, pero que muy felices! ❤ ❤

Twitter:https://twitter.com/Vegana_Mente

Youtube:https://www.youtube.com/channel/UC8gMullt_VWkTTAbW5GYZZg

Instagram:https://www.instagram.com/vegana_mente/

Facebook:https://www.facebook.com/cocinando.veganamente/?ref=

Anuncios

4 comentarios sobre “Tarta de remolacha

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s