Salud holística

El Elemento Madera

Como he mencionado en un post anterior, el ser humano es como una antena que recoge las energías del cielo y la tierra. La energía del cielo penetra por arriba (coronilla, respiración, alimentos…) y la de la tierra por abajo (planta de los pies y perineo). Esta energía vital llamada Prana, Qi, Ki o Chi, según la Medicina Tradicional China (MTC) se distribuye por nuestro cuerpo por doce canales o meridianos primarios  para que llegue a cada célula de nuestro cuerpo y controlan el equilibrio energético.  Son como ríos o canales y cuando alguno se obstruye se va produciendo un estancamiento e impide que esa energía llegue a alguna zona concreta, produciendo unos síntomas que nos avisan de lo que está ocurriendo.  Al principio estas señales son leves, pero cuando no escuchamos lo que nos dice se va convirtiendo en enfermedad. Cada meridiano controla un órgano o sistema fisiológico.

Los antiguos médicos y filósofos chinos, grandes observadores de la naturaleza, asociaron los cambios de las estaciones con los procesos también cambiantes de nuestro cuerpo y psicología personal, dando así lugar a la teoría de los Cinco Elementos que representan las fases de energía en movimiento en nuestro interior.  Cada elemento tiene relación con una pareja de meridianos (excepto el elemento fuego), y cada elemento nutre al siguiente o controla  a su opuesto.

Los cinco elementos  son:

Madera  (meridianos  de hígado y vesícula biliar)

Fuego (meridianos de corazón, intestino delgado, triple calentador y maestro corazón)

Tierra (meridianos de estomago y bazo)

Metal (meridianos de pulmón e intestino grueso)

Agua (meridianos de riñón y vejiga)

Diagrama cinco elementos

Así la madera nutre al fuego, el fuego nutre a la tierra, la tierra al metal, el metal al agua y el agua a la madera. Y a su vez la madera controla a la tierra, la tierra al agua, el agua al fuego, el fuego al metal y el metal a la madera.

Iré tratando de explicar todo esto poco a poco en varios post, pues es la forma más fácil y natural de entender el lenguaje de nuestro cuerpo y así mantener la salud.

Cada elemento tiene relación  con una estación, un color, emoción, un sabor, un clima, una etapa de la vida…

Puesto que estamos a punto de comenzar la primavera vamos a centrarnos en el elemento madera que representa el nacimiento, la primavera, el color verde; el clima asociado es el viento y la emoción es la ira.

madera

La energía de la Madera ahora surge con fuerza tras el letargo invernal, es el despertar de la naturaleza, el despertar sensorial, todo empieza a crecer y expandirse. Puesto que el órgano asociado a la madera es el hígado si está débil sufrirá desequilibrio en esta estación.

El hígado es el encargado de limpiar, almacenar y distribuir la sangre, energéticamente nutre los tendones, músculos, uñas y ojos; la vesícula biliar almacena y excreta la bilis. Cuando el hígado tiene buena salud los músculos y tendones son flexibles, las uñas hidratadas… como las ramas verdes, jugosas y flexibles de árboles y plantas. En cambio, cuando la energía del hígado no es tan óptima, los tendones, músculos y uñas se endurecen, se tensan y resecan… como los tallos envejecidos de la madera.

A nivel emocional si la energía del hígado está en equilibrio, la persona se siente tranquila, pero si la energía está débil o sobrecargada la persona se enfada e irrita con facilidad, tendrá migrañas, cefaleas, trastornos oculares…

Si la energía esta en exceso será impaciente, se irritará y enfurecerá con facilidad, puede presentar tics nerviosos…

La MTC aconseja para equilibrarla un ambiente de amabilidad y calma, ir al campo e impregnarse del verdor  de la naturaleza, del sol, hacer meditación, ejercicios suaves como yoga, tai chi o chi kung.

La alimentación debe ser ligera disminuyendo o evitando el consumo de grasas, alcohol, estimulantes, carnes, chocolate, edulcorantes… y aumentar el consumo de alimentos como legumbres, germinados, acelgas, berros, espinacas, limón, alcachofas… infusiones con plantas como diente de león, cardo mariano, boldo, caléndula, malva, helicriso, regaliz… Cuidar las horas del sueño, respetando nuestro reloj biológico y acostándose pronto, la hora de la vesícula biliar es de 23:00 a 01:00 hora de relajarse y dormir, el horario del hígado de 01:00 a 03:00 hora de mayor importancia para el descanso de la mente y el metabolismo, ya que es cuando el hígado limpia la sangre y las emociones de la mente. Si te despiertas de forma habitual en este tramo horario, puede haber un desequilibrio en estos meridianos (que exista desarmonía en algún meridiano no significa necesariamente que haya problemas de solución médica en el órgano correspondiente, solo a nivel energético afectando al funcionamiento del organismo, por eso a veces tenemos problemas que en la consulta del médico no se corresponden con ninguna patología).

Esto es un breve resumen de cómo las estaciones, las emociones, los órganos, el clima, los sabores… están íntimamente relacionados y todo influye en nuestro estado de salud o enfermedad, y ser capaces así de escuchar y entender mejor a nuestro cuerpo y ayudarle a mantenerse sano.

Twitter:https://twitter.com/Vegana_Mente

Youtube:https://www.youtube.com/channel/UC8gMullt_VWkTTAbW5GYZZg

Instagram:https://www.instagram.com/vegana_mente/

Facebook:https://www.facebook.com/cocinando.veganamente/?r

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s